lunes, 11 de febrero de 2013

Adiós Razinger

Desde que Razinger Z se abrió un twitter la vida le ha cambiado por completo. El pontífice ha sucumbido a los encantos de internet y ahora nos lo encontramos siempre sentado en el asiento de su ordenador tuiteando y retuiteando toda clase de hashtag. Tal es el vicio que tiene a su teclado que ha decidido renunciar al papado. Ahora va a dedicar su vida a conocer gente por la red y a relacionarse con los demás desde su habitación del Vaticano. Seguro que lo próximo será hacerse un blog, aunque no habrá dios que lo siga...