domingo, 4 de noviembre de 2012

Las últimas horas del Titanic

10 de Abril de 1912, fecha más importante del navío más grande y lujoso jamás creado hasta esa fecha. Ese día partió hacia su viaje inaugural, lo que nadie sabía es que también sería el último.

Un buque de 46000 toneladas y con una eslora de 269, este titán de los mares, de ahí su nombre, puso rumbo de Southampton a Nueva York en cuyo viaje colisionó con un Iceberg a las 23:40, a pesar de los avisos de buques cercanos sobre la presencia de hielo en la trayectoria del Titanic. El hundimiento tardó aproximadamente 2 horas y 45 minutos.

Murieron aproximadamente 1500 personas debido al ahogamiento y por hipotermia y todo esto fue debido a que, aunque cumplía la legislación vigente, no había botes salvavidas para todo el pasaje y tripulación.

Son muchas las hipótesis que se barajan en este escalofriante suceso, del que algunos dicen que si el capitán  hubiera visto los icebergs 5 segundos antes posiblemente no habrían chocado.

Varias son las teorías que hay acerca del hundimiento:

1- Recogida en archivos oficiales del Kaiser de aquella época. Alguien pudo remolcar un iceberg en la trayectoria del barco interesadamente y su vez desde un submarino pudo enviar varios torpedos que colisionaran con el barco, que hiciera simular una colisión, para recoger un tesoro de un valor incalculable que supuestamente iba en el barco, siendo los pasajeros víctimas colaterales de aquel atentado.

2.- Se dice que la sala de máquinas pudo estallar. En diferentes investigaciones se ha podido observar como el buque tienes varios orificios, pero no pueden ser debido a la explosión ya que estas investigaciones han avanzado bastante y han encontrado la sala de máquinas en bastante buen estado, por lo que no pudo ser una explosión.


El Titanic tiene una de las profecías mas espectaculares que se han dado en la historia. Un novelista desconocido llamado Morgan Robertson escribió un libro de nombre Futility en 1898, donde recrea una historia muy similar o casi calcada a la de el Titanic. Según las páginas del escritor, el barco se llamaba Titán y al igual que el original choca con un iceberg. Las medidas del buque de ficción son casi idénticas al original, los dos buques están construidos para transportar 3000 pasajeros. En ambas realidades se decían que eran los barcos mas lujosos de la época y lo que aún hace estremecerse más a uno; la trayectoria del barco ficticio era la inversa a la original, los fallecidos en la tragedia unas 1600 personas y el mes del trágico suceso: abril.