domingo, 18 de noviembre de 2012

Málaga y el gafe de mi cuñado

Sábado por la mañana, nos levantamos mi mujer y yo y vamos en busca de mi cuñado para ir a pasar el día a la capital de Málaga, o mejor dicho, de visita por IKEA y sus muebles GOLKSKRÖM (tienen más consonantes que vocales). Vivimos aproximadamente a una hora, con lo que es imprescindible coger el coche.

El tiempo por el camino es irregular, varias tormentas no quieren que lleguemos a nuestro destino. A pocos kilómetros de llegar el cielo estaba medio despejado con lo que no suponíamos nada de lo que más tarde nos íbamos a encontrar.

Ya dentro de Málaga, en una de sus avenidas principales, comenzó a llover como yo nunca antes había visto. Fue cuestión de minutos que la calzada en sentido contrario se convirtiese en un río improvisado. Los vehículos que circulaban por nuestro carril no avanzaban y allí nos encontrábamos atrapados los tres, temiéndonos lo peor.

No podíamos tirar por ninguna parte, estaban cortando casi todos los accesos hacia el centro, y hacia atrás tampoco podíamos, al menos por los carriles en sentido contrario, así que tuvimos que acceder por el barrio de 'La palmilla', que para quien no lo conozca, se trata del barrio donde se junta la 'creme de la creme' de la ciudad. Esas familias con las puertas abiertas y sus palanganas preparadas para sacar agua de sus casas si fuera necesario.

Finalmente pudimos dar la vuelta y salir prácticamente por donde habíamos entrado. Lo de IKEA quedará para otro día. Ese día, como dice el eslogan, lo importante era volver.

No vuelvo a salir en invierno sin mirar previamente es estado meteorológico y en caso de que no sea muy favorable, no me llevo a mi cuñado. Es un poco gafe...


18 comentarios:

  1. OLLEEEEEEEEEEEEEEEEE ESO K ES DE GAFE SO MAMON jajajajajajajaja buena entrada jajajajajaja el martes te prepara cabezon

    ResponderEliminar
  2. Ay, os caen cuatro gotitas y ya os asustáis je je je
    (Me da a mí que las tormentas ya no entran por el norte jua jua, ahota todas pal sur :(
    Bueno, dinerito que os ahorráis, mejor en el bolsillo que con los suecos ji ji
    (y pobre cuñao, qué culpa tiene el pobre)
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo digo yo que no es la primera vez que nos gafa algo. El día 21 de diciembre mejor que no salga de casa, por si los mayas...
      Besos.

      Eliminar
    2. ¡¡No me digas que me va a joder el gordo del 22!!!

      Eliminar
    3. Yo no le tendría cerca, de echo, no voy ni a jugar...

      Eliminar
  3. A punto, a puntito estuve de mirar la previsión metereológica antes de salir...¡qué susto nos llevamos!

    ResponderEliminar
  4. lástima que se eche a perder el paseo por tan inclemente clima. si así es el otoño por esos lares no quiero ni imaginarme cómo será el invierno. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que no suele ser así, está siendo un año muy duro por esta zona. Esperemos que mejore.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. lo de Málaga ha sido espectacular, he visto también algunas imágenes de las calles alrededor del Corte Inglés, el agua corriendo como si se tratara de un río

    desde luego, si tu cuñado es capaz de liarlas de tal envergadura, tiene un gran futuro profesional en época de sequías

    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En época de sequías prefiero no imaginarme de lo que sería capaz. Haría de este país un desierto...
      Besos.

      Eliminar
  6. HACE UNA SEMANA OCURRIÓ LO MISMO EN ALMERIA,,, ES QUE EN ANDALUCIA CUANDO LLUEVE,,, LLUEVE A LO BESTIA,,, JEJEJEJEJEJEJE....
    VAMOS A TENER QUE LLEVAR UNA BALSA HINCHABLE EN EL MALETERO DEL COCHE, POR SI LAS MOSCAS.

    SALUDOS JAVI!!!

    POR CIERTO YO SI HE COMPRADO LOTERIA DE NAVIDAD,,, ESPEREMOS QUE LOS MAYAS ESTEN EQUIVOCADOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas nos vale, que sólo nos quede un mes es un poco deprimente. Tengo como objetivo aprender a nadar por si el tiempo sigue igual...
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. si es un pokito de agua,ni que no tuvieses experiencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que cuando llueve por aquí no lo hace como allí arriba.

      Eliminar
  8. Yo me solidarizo con tu cuñado, porque yo creo ser gafe también.
    Siempre he pensado que era sólo cuestión de mala suerte hasta que hace un mes, como os conté aquí, rompí un espejo.
    No soy nada supersticiosa, pero las circunstancias me están obligando a cambiar de opinión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que son un cúmulo de infortunios. Con todos los cristales que yo he roto... ¿O los vasos de cristal no cuentan?
      Besos.

      Eliminar