lunes, 9 de abril de 2012

DIA 1 :Crucero "Brisas del Mediterráneo" (Pullmantur)

Me gustaría antes de nada saludar a toda aquella persona amante de los cruceros como yo, aunque novato eso si, ya que fue mi primera salida a alta mar.
Por otra parte, en las próximas líneas espero contaros un poco las experiencias vividas en este viaje, como dije antes, mi primer crucero y además mi luna de miel.
Contaros antes de nada que mi mujer preparó a conciencia cada uno de los sitios que visitaríamos sacando mapas, calles, teléfonos, etc. como guía, con lugares para visitar planificados (el "librito" encuadernado regresó echo trizas de tanto usarlo pero nos fue muy útil).

DÍA 1: Embarque en Barcelona.


En Barcelona pasamos la noche ya que fuimos un día antes con la intención de que ningún imprevisto diera altraste con el crucero. Visitamos varias cosas allí, entre ellas el Parque Güell y pasamos allí la noche.
Al día siguiente entusiasmados nos levantamos temprano y nos dirigimos en metro y con las maletas a cuestas hacia el puerto. Era temprano, las diez aproximadamente. La emoción podía con nosotros. Dimos un par de vueltas por allí y cogimos el bus que nos llevaba hasta el mismo barco.


















Entramos en la estación del puerto y allí rellenamos unos papeles y nos dieron las tarjetas que servirían para pagar dentro del barco. Se puede entregar tanto un fondo de dinero como el número de la tarjeta de crédito y el último día te pasan todo lo gastado. Nosotros decidimos dar un fondo.
Era aún muy temprano y hasta las doce no se embarcaba. Dímos una vuelta por la estación, tomamos algo en la cafetería (yo probé el "cacaolat") e hicimos tiempo hasta la hora de embarque. Estábamos muy nerviosos y com unas ganas tremendas de subir al barco.
A las doce y algo nos tocó subir. Esto se hace por grupos y fuimos el segundo en hacerlo. Justo antes de entrar al barco, fotito de del fotógrafo del barco, que después intentan vendértela supercara.
Una vez dentro, uno de los camareros nos llevó hasta nuestro camarote (8008). Aún no estaban nuestras maletas en la puerta, así que después de hacernos unas fotos y grabarnos en vídeo (y probar el WC, esto clásico en mi), fuimos a inspeccionar ese "pedazo" de buque. La palabra más repetida en el crucero; IMPRESIONANTE.
Lo primero fue subir a la cubierta once, que es donde están todos los restaurantes y comer "algo". Cogimos unos cuantos kilos en esta semana. Hicimos honor al todo incluido.
Fotos, fotos y más fotos ese día.
Alrededor de las cinco, hora en la que zarpaba el barco hicímos el simulacro de salvamento, con nuestros flotadores. Yo muy mono:













Lo próximo fue seguir inspeccionando, comer, beber, comer, comer y beber hasta la hora del espectáculo a la que es "obligatorio" asistir. Nuestro turno de cena era de las diez así que el espectáculo era a las ocho. El primer día fue mas que nada presentación de cocineros, animadores etc.
Terminado esto nos fumos a cenar. Las cenas eran exquisitas. Esto cenó mi mujer de segundo:













Después de la cena contemplamos las luces de la costa a lo lejos, visitamos la discoteca y nos fuimos a dormir que el día había sido muy largo y estábamos agotados.

Continuará...