martes, 29 de enero de 2013

La carta de "Manoslargas"

¡Ahí va la ostia! Quiero pedir perdón a todos los españoles por haber sido un capullo. Yo no quería, pero las circunstancias de la vida me han llevado a tener las manos tan largas. También las utilicé para agarrar la pelota que utilizaba cuando jugaba en la élite, pero allí no ganaba lo que a mí me hubiese gustado. El balonmano es un deporte que no da para mucho, ¡joder Patxi!