lunes, 20 de agosto de 2012

Battleship, batalla naval


Esta película la vi anoche y he de reconocer que no está tan mal como me habían contado. Si bien es verdad que a lo que a calidad argumentística se refiere deja bastante que desear, a nivel visual y de efectos especiales es espectacular. Si tuviera que ordenarla en mi estantería, la colocaría entre las películas entretenidas. 

Desde el inicio de la cinta se observa cómo el director (Peter Berg) quiere darle un toque cómico a la película, un personaje principal (Alex Hopper) alocado que es capaz de cualquier cosa por enamorar a la chica de sus sueños, aún siendo esta la hija de el Almirante Shane (Liam Neeson), quien viene a ser su jefe, ya que él es teniente, oficial de la marina destinado a uno de los barcos. Debe sacar lo mejor de si para hacer frente a una invasión alienígena.

Le pondría un 6, ya que para una tarde de estas calurosas de verano, en tu salón, con tu aire acondicionado y con tu paquete de palomitas, se deja ver y entretiene, que un poco de eso se trata.