miércoles, 1 de agosto de 2012

Submarino Republicano hundido en la bahía de Málaga

Un secreto celosamente guardado y que muy poca gente sabe, sobre todo de Málaga, se encontraba en lo más profundo de la bahía. Un submarino modelo C-3 del bando republicano fue hallado por el abogado malagueño Antonio Checa en el año 1997. Con la ayuda de un ROV (Remote Operated Vehicles) dieron con los restos de él, que aún a día de hoy siguen bajo el agua.
Antonio Checa
Fue la Marina de Hitler, quién probando su nueva fuerza naval acabó con el C-3 bajo el agua. El submarino de Clase C fue construído en Cartagena por la Armada Española en el año 1929 y hundido el 12 diciembre de 1936. Ese día navegaba en superficie a unas cuatro millas de la costa, cuando una fuerte explosión partió el submarino. Sus 37 tripulantes se hundieron con él, a excepción de Agustín García Viñas y los dos marineros que estaban en cubierta.
A los pocos días del suceso, García Viñas ofrece su versión de los hechos. Declaró no haber escuchado ninguna explosión ni haber apreciado estela alguna. Igual que otras declaraciones de testigos que afirman que vieron unas llamaradas pero que en ningún momento escucharon explosión alguna. En su momento y  durante muchos años se desconoció por completo cuales fueron las causas de su hundimiento, y es únicamente a día de hoy cuando se ha aclarado todo, momento en que se liberaron los archivos de la Marina alemana, donde reconocen haber torpedeado al C-3. El topedo sin embargo, aún cumpliendo la misión de hundir al submarino, nunca llegó a estallar, por lo que es muy probable que se encuentre dentro de él.