martes, 24 de julio de 2012

La prima de Micolor

Acabo de  descubrir que no me gustan los payasos. De pequeño nunca los vi como los ve cualquier crío. A mi me parecían eso, un poco payasos. Con esa nariz roja postiza, esos gorros tan... coloristas. Bueno, algunos, porque los de Micolor, uno estaba descolorido. Quien no recuerda ese anuncio. A día de hoy creo que no estaba descolorido, no. Lo que creo es que era un poco perroflauta, sólo le falta el perro y la flauta, pero tiene lo esencial. Su vinito de Don Simón y esos pelos tan característicos.



Y como he dicho, no me gustan los payasos. He llegado a la conclusión de esto viendo la tele estos últimos meses. "!Como esta la prima!". Pues alta hombre, alta, no seas payaso... ¿Veis? Es que sale de dentro decirles eso a los políticos. No, anda, no quiero deshonrar al gremio, al menos estos se ganan la vida intentando hacer reír a los niños y jugando con la pelota, mientras los políticos le hacen la pelota a la alemana. Habría que enjaularlos a todos con los leones. Al menos Soraya Sáez de Santamaría pasaría inadvertida con esos peinados...


Conclusión: No invites a la prima al circo y si lo haces, lava su ropa a mano o perderá todo su color.