sábado, 7 de julio de 2012

Manual de instrucciones


Cena formal, 9.30 de la noche, te sientas delante de la mesa y te encuentras con esto. ¿Qué haces? ¿Cómo actúas? El resto de comensales son gente acostumbrada a llevar traje y corbata. Cuando yo vi la mía pensé que era una pajarita... Me veo delante de toda esa gente, con interesantes temas de conversación: economía, finanzas, política etc. y uno allí, pensando en el videojuego que se quiere comprar ese mes, con aquella tropa de cubiertos mirándote fijamente, diciéndote que quieren probar tu paladar. Desde luego, necesito un manual de instrucciones. ¿Qué cubierto uso para cada plato? ¿Corto la carne con el cuchillo corto o largo? ¿En la copa grande hago el calimocho o espero a que traigan el vino? Seguro que esa cucharilla sirve para otra cosa que no sea el postre. ¿Qué hago? Todos los corbatas me están mirando como si estuviesen juzgando mi próximo movimiento, con ganas de abuchearme. Esto no es posible, qué sudores, vine a cenar y el que va a acabar consumido soy yo, pero de los nervios.