sábado, 28 de julio de 2012

Haciendo la compra semanal

Me gusta ir al supermercado a comprar, lo reconozco. Voy todas las semanas con la lista de la compra en la mano, feliz porque estoy haciendo lo que mas me gusta y como siempre se me ha olvidado el euro para sacar el puñetero carro. Mira que voy veces, pues no hay manera, siempre tengo que tirar de la cadena y arrancarla. En el super están coleccionando carros sin cadena, espero que sigan  sin darse cuenta que soy yo...


Ya con mi carro y mi sonrisa de oreja a oreja procedo a hacer la compra. Primero por los productos de limpieza. No conozco la gran mayoría así que normalmente la lío. Sin ir mas lejos el otro día iba buscando un producto que se llama Las tres brujas,  resulta que no me lo había apuntado en la lista y no me acordaba exactamente de cual era su nombre, así que fui a probar suerte con la dependienta, que dio la casualidad que estaba reunida con parte de sus compañeros de profesión. Ni corto ni perezoso hice el intento. - Vengo buscando a la mas bruja de las tres... Desde entonces he cambiado de supermercado... y de hobby.


Ahora me he pasado a esos supermercados alemanes, donde el nombre de los productos me recuerdan a los de IKEA Me encanta la parte central del recinto, donde puedes encontrar de todo, desde una televisión hasta un catador electrónico de lavavajillas concentrado.