jueves, 20 de diciembre de 2012

Apocalipsis 2012

Aunque a estas horas para nosotros aún es día 20, en varios lugares del mundo ya es 21, por lo que imagino que el fin del mundo les estará llegando a ellos en forma de tormentas, tsunamis, terremotos, cataclismos, orgasmos... bueno, eso no es el fin del mundo para nosotros pero si para millones de espermatozoides...

Estos días por fin podemos hacer real el dicho ese que dice "a vivir que son dos días", que gran verdad. Que importante es vivir la vida al máximo y disfrutar todo lo que se pueda, pues es lo que nos vamos a llevar de esta vida. No será por que no nos han avisado con antelación de que mañana se acababa el mundo, según los mayas y todo por que lo que realmente ocurre es que el famoso calendario maya, como ellos lo conocían, el día 21 de diciembre de 2012 llega a su final.

El caso es que si por alguna extraña razón yo estoy muerto y no lo sabía y esto es el cielo,  aquí la vida sigue igual, con nuestro querido barbudo al frente metiendo las tijeras hasta las pestañas. Si esto es el cielo, que venga Dios y lo vea, tampoco es plan de hacer que se mueva mucho el pobre. Estos días tiene que estar muy atareado, sobre todo San Pedro  abriendo y cerrando puertas, aunque nunca tanto como su colega de abajo, el de la colita   y cuernos turgentes, recibiendo a tanto político, banquero, estafador etc.

De todos modos, ya podemos estar tranquilos pues hace unos días la NASA afirmó que el mundo no se iba a acabar, al menos el día 21, ¡ya estamos salvados!

Pero por si la NASA no tiene razón y los peores presagios fueran ciertos, ya hay muchos que están intentando salvar sus vidas en distintos lugares del mundo, como en un lugar de Rusia donde han abierto un búnquer discoteca donde pasar las horas apocalípticas, o una montaña, ahora no recuerdo donde, donde dice que su magnetismo atraerá a los alienígenas y se encontrarán con ellos, o la opción que más me gusta. Un pueblo al sur de Francia llamado Bugarach, de no más de 180 habitantes, donde esperan a miles y miles de personas que invadirán el pueblo para salvarse del apocalipsis ya que según mucha gente va a ser el único lugar del mundo que se salvará. Por cierto, que cerca nos cae de España. Si salimos en... unos... 10 minutos... podemos estar allí en... muy poco rato.

Yo soy de ese 1% que cree que no habrá fin, por lo menos de la saga "Crepúsculo". Si por el motivo que fuera, los mayas tienen razón y todo esto se va a la mierda, quiero deciros que ha sido un placer compartir tantos buenos ratos con vosotros/as en la blogosfera y un honor haberos conocido.

PD: Espero llevar razón y que esto no acabe que el sábado me voy a hacer de oro con el gordo seguro, aunque no lleve ningún décimo y sobre todo que me dejen probar mi nueva play station...