lunes, 10 de diciembre de 2012

Desierto de Tabernas

¿Quién no ha visto alguna vez una de esas películas míticas del oeste de actores como Clint Eastwood? Ni siquiera ha echo falta haberla visto, pues es raro que al menos gente de mi generación (30 y tantos) no sepa de ellas. Películas como El bueno, el feo y el malo o La muerte tenía un precio han sido algunas de ellas, legendarias películas con sus respectivas bandas sonoras compuestas por el genio Ennio Morricone.

Pues bien, las anteriormente mencionadas películas, junto con otras muchas, fueron rodadas en tierras de Almería. A día de hoy, todos los decorados, tabernas y paisajes que se usaron para estas películas de los 60, siguen intactos y en perfecto estado.

Todo esto lo podemos encontrar en Tabernas, el paraje natural protegido denominado Desierto de Tabernas, único desierto de Europa, que más bien nos recuerda a África.


A día de hoy, este espectacular decorado al aire libre se ha convertido en un parque temático llamado Mini Hollywood.  El poblado del oeste dispone de salón y tiendas, así como la posibilidad de montar a caballo, visitar el jardín cactus y disfrutar de las áreas de juego tanto para los pequeños como para los no tanto, además con restaurante buffet con piscina.

Diariamente se realizan espectáculos e vivo donde se simula la vida del duro y lejano Oeste, con asaltos a bancos en diligencia y a un Sheriff imponiendo su autoridad.

Yo tengo ganas de ir así que en cuanto tenga un hueco me convertiré en vaquero por un día. El precio por adulto es de 17 euros y niños hasta 12 años es de 9.