martes, 4 de septiembre de 2012

Un pollo bien relleno

Volvemos con otra noticia de Nigeria. Parece que no paran de dar grandes alegrías a los periódicos. En esta ocasión nadie murió violado como la otra vez. Esta vez es noticia un ciudadano por ser descubierto trayendo mas de 2'5 kilos de droga desde Sao Paulo. Os preguntaréis - Algo de lo más normal-. Si... pero no. El caso es que este individuo la traía escondida en el interior de un precioso y suculento pollo asado.

"Descubrimos 2,655 kilos de cocaína escondidos en el interior de un pollo asado. Es un decomiso significativo, porque nadie hubiera imaginado que que hubiera tanto valor en droga en el interior de un pollo (120.000 euros en valor de mercado)" afirma el comandante de la Agencia Antidroga.

Vincent Chinweuwa, que así se llama nuestro querido amigo, afirmó tras su detención que "tenía la confianza de no ser descubierto. Me hacía falta dinero para abrir un negocio pero fuí descubierto al llegar al aeropuerto de Lagos".

El pollo asado venía bien... colocado. A nuestro colega no le faltaba ni fe ni imaginación. Lo que no me explico es cómo le dejaron subir al avión con un pollo asado, - Es que tengo ganas de pollo y en el avión no tenéis. Es una buena manera de acompañarlo con los cacahuetes...-