miércoles, 27 de junio de 2012

Una sombra muy poeta

Hola, me presento.
Soy tu sombra
y vengo a ponerte este soneto.
¿Crees que puedes jugar conmigo cuando te plazca?
Tengo que aguantar los días de sol a tu lado
y me abandonas en el día más nublado
y mira como te lo digo que hasta me sale un doble pareado.
Estoy harta de tener que repetir tus movimientos,
de aguantar que los gatos jueguen conmigo,
de que tu puedas comer y yo sólo haga el gesto.
¿Crees que es justo?
Si al menos de vez en cuando me dieras un gracias,
o me refrescaras cuando vas a la playa,
donde me abandonas en la arena,
que quema como una bala.
Y más no sigo con esta poesía,
es que el IVA no sube todavía,
espero que no me abandones ese día,
pues yo no pago tu hipoteca
entonces seré yo la que se ria.