miércoles, 30 de mayo de 2012

Las crónicas de Espaliña: El ogro, el héroe, la bruja y la escoba

Erase una vez, en un país muy lejano, llamado Espaliña, donde habitaba un ogro azul de barba blanca y ojos  saltones, que tenía a todo su pueblo atemorizado. Su nombre era Rajodis y poseía unas tijeras con las que cortaba todo aquello que sobresalía a su vista.
Pero el ogro no se encontraba sólo, ya que como en todo cuento, teníamos un superhéroe. Se trata de Rubalescoba, hombre espigado, de escasa cabellera y armadura roja y armado con una vara, estaba dispuesto a combatir al temido ser azul.
Pero Rubalescoba no se encontraba sólo, ¡no señor!. Sobre el hombro de nuestro fornido aventurero viajaba siempre un ser diminuto verde, llamado Llamarades, quien siempre aconsejaba sabiamente a nuestro querido protagonista.
Un día, nuestros dos héroes decidieron hacer frente al monstruo. Se acercaron hasta su cabaña, de nombre Monchoa, escoba en mano y con ánimo de acabar con él de una vez por todas, pero cual fue la sorpresa, se lo encontraron tumbado boca abajo en el suelo, mordiéndose las uñas, muerto de miedo.- ¿Como era posible aquello? -se preguntaban nuestros adorables personajes.
Al ogro la habían llegado noticias desde Yalemania que un monstruo aún mayor que él estaba a punto de pisar suelo espaliñor. Este echo le hacía estar aterrado ya que su tijera nunca podría hacer frente a la escoba voladora de la bruja Kerkel. Entonces decidió unir sus fuerzas con Rubalescoba y su escudero Llamaredes y juntos batirse en duelo contra la magia poderosa del norte.

CONTINUARÁ.... (Allá por el 2020 aproximadamente)