domingo, 28 de octubre de 2012

Un resfriado y unos 'patos de cebra'

Llega el fin de semana tan esperado, tan deseado, tan añorado en ese lunes molesto y asqueroso, con los planes hechos desde ese mismo día y un jodido resfriado acaba con tan ansiado momento de distracción. Ese estornudo que hace que te duela hasta el alma, soltando una gran cantidad de mocos "viruseros" que acaban justo sobre la pantalla de tu portátil, que ni siquiera el Panda Antivirus puede llevarlo a "cuarentena". ¿Habéis pensado por qué nunca nos resfriamos en lunes o en martes? Siempre lo hacemos en fin de semana. Seguro que alguien tiene que haber detrás de todo eso. No creo que sea simple casualidad. Sin ir más lejos, el mismísimo Eros Ramazotti, con ese resfriado permanente. Cualquiera puede cantar igual que él, sólo hay que taparse la nariz mientras se canta. Eros, hazte mirar las fosas nasales.

Lo peor de los resfriados no es el resfriado en si, sino lo que ocurre cuando en tu casa entra uno resfriado, al final todos los miembros acaban cayendo. Pero también digo una cosa, la familia esta para eso, para compartir y para hacer cosas juntos, como esta familia de patos. Yo los llamo 'patos de cebra'.